Ejecuta aplicaciones de Windows en Linux con Wine

5
130

Si bien es cierto que Linux es uno de los sistemas operativos más completos, pero uno de los problemas con el mismo es que no existen versiones de algunos programas que solíamos usar con mayor frecuencia en Windows; ya esto pasará a la historia con Wine.

Wine se ha convertido en una de las aplicaciones más populares para los linuxeros que aún tienen en sus recuerdos los viejos programas de Windows. Con este software para Linux podremos ejecutar (no confundir con emular) aplicaciones de Windows en sistemas basados en Unix de una forma tan fácil, y con una alta compatibilidad.

Wine

Ya lo he mencionado en el párrafo anterior, pero es importante aclararlo: Wine no es un emulador, es un ‘lanzador de aplicaciones’, es decir, un programa donde poder ejecutar otros programas; para este caso, ejecutar aplicaciones de Windows en Linux.

Wine aprovecha la API de Windows y la implementa en su sistema, con lo que estarán disponibles nativamente la mayoría de las librerías que necesitan los programas que en Windows se ejecutan; y por esa razón, podremos correr programas sin ningún problema.

De igual manera, Wine contiene un conjunto de herramientas para portar códigos fuente de Windows a los sistemas operativos basados en Unix. Vale la pena resaltar que el programa ejecuta las aplicaciones sin que se modifiquen en Linux, BSD, Solaris y otros.

Visto en Softonic
Sitio oficial | Wine
Descargar Wine
Documentación *

5 Comentarios

  1. Si bien es cierto que Wine mejora mucho en cada nueva revisión, a mi sigue sin convencerme del todo. Para las cosillas para las que puedo necesitar alguna app de windows, prefiero instalarme un windows (ahora uso el FLP) en una máquina virtual como VMWare, QEmu o VirtualBox (este último es el que uso ahora).

    De todas formas a mí me pasa al contrario… cuando tengo que usar algún windows hecho demasiadas cosas en falta que en linux tenemos (por lo menos para mi trabajo, obviamente los diseñadores no)

  2. MetalAgent, es cuestión de necesidades. Pero, la opción que sugieres es válida también; hasta más confiable puede llegar a ser el hecho de instalarse el mismo Windows en una máquina virtual para usar esas aplicaciones de Windows en Linux.

    Y pues, lo que dices en el segundo párrafo ya es cuestión de costumbres. Yo suelo usar los dos sistemas operativos, uno lo tengo en una máquina y el otro en la otra. Menos mal que tengo la facilidad de tener a la mano todos los programas a la vez…

    Un saludo.

    PD.- Tu web me trajo viejos recuerdos de cuando escuchaba metal 😀

Comments are closed.